Las enfermedades inmunoprevenibles actualmente amenazan con reaparecer

Santo Domingo, RD. La Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF han advertido sobre la alarmante disminución del número de niños que reciben vacunas que salvan vidas en todo el mundo. Esto se debe a las interrupciones en la prestación y uso de los servicios de inmunización causadas por la pandemia de COVID-19.

La baja cobertura en vacunación que estamos viviendo podría aumentar el riesgo de resurgimiento de algunas patologías inmunoprevenibles como difteria, poliomielitis, tétanos, sarampión, varicela y rubéola, entre otras.

La Dra. Ofelina Vergara Gerente Médico de Sanofi Pasteur Pacífico, Centroamérica y el Caribe explicó que muchas de estas enfermedades son peligrosas, contagiosas y podrían resultar mortales, sin embargo, se pueden prevenir con la vacunación, a fin de evitar el resurgimiento de patologías que ya estaban controladas, especialmente en lugares donde existe un alto riesgo de que se registren brotes. 

«Atender la pandemia global del COVID-19 es fundamental en estos momentos, sin embargo, otras enfermedades mortales también amenazan la vida de millones de personas” resaltó la doctora Vergara.

El COVID-19 ha convertido la vacunación que antes era sistemática en un desafío de enormes proporciones», afirmó la Directora Ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore. “Debemos impedir un mayor deterioro de la cobertura de la vacunación y reanudar urgentemente los programas de inmunización antes de que la vida de los niños esté amenazada por otras enfermedades. No podemos cambiar una crisis de salud por otra”.

Difteria y Sarampión son un claro ejemplo de aquellas enfermedades que han empezado a resurgir, en países en donde ya estaban controladas, debido a la caída en las coberturas de vacunación. En lo que va del año 5 países de Latinoamérica han notificado un total de 56 casos confirmados de difteria, incluidas 16 defunciones: Brasil, República Dominicana, Haití, Perú y la República Bolivariana de Venezuela.

La difteria es una infección bacteriana grave que suele afectar a las membranas mucosas de la nariz y la garganta, es una enfermedad que puede ser tratada con medicamentos.  En etapas avanzadas, puede dañar el corazón, los riñones y el sistema nervioso, mientras que en niños puede ser mortal, incluso con tratamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.