Ser feliz siempre será una decisión individual

A veces creemos que nuestra felicidad depende de otros y no es así. Nuestra felicidad dependerá siempre de nosotros mismos

Bávaro, La Altagracia, RD.- Nos preguntamos por qué es tan difícil ser feliz. Y, en muhas ocasiones, culpamos a otros de nuestra infelicidad. Resulta que ser feliz solo depende de nosotros.

Ser feliz, más que una búsqueda, es una decisión. Nos pasamos a veces la vida entera intentando que otros nos hagan felices e incluso dudamos de que merezcamos serlo.

La felicidad es producto de nuestra madurez, aceptación y las ganas de encarar lo que tengamos en frente. Ser feliz es estar en paz con uno mismo, trazar, perseguir y lograr cumplir sueños y metas. Ser feliz es serle fiel a la vida. Sí, a la vida. Cuando no le somos fieles a la vida que tenemos, estamos viviendo «de mentira». ¿Qué queda para los demás si no podemos confiar en nosotros mismos y nos traicionamos? No es quien comete la infidelidad quien nos hace infelices. Somos nosotros los que decidimos otorgarle a esa persona la sagrada responsabilidad de hacernos felices.

La felicidad no se compra, ni se vende, simplemente se alcanza y no necesitamos que nadie nos la brinde, otorgue, venda o regale. Lo que sí podemos es decidir ser felices al lado de cualquier persona que escojamos.

Somos felices cuando decidimos incorporar alegremente a los demás en nuestras vidas y sacarles sonrisas a los que nos rodean.

Hagamos la prueba. Salgamos a la calle con cara de infelicidad. Les aseguro que la respuesta será hostilidad, amargura, enfado y hasta quizás nos salgan con alguna mala palabra, fuera de contexto. Si, en cambio, decidimos salir a la calle a irradiar felicidad, posiblemente las personas hostiles se pregunten por qué, ante toda la adversidad que nos rodea, estamos tan contentos y de buen humor. Al hacerlos vacilar, ya estamos tomando el control del cambio. Estaremos sembrando dudas acerca de la felicidad y, con un poco de suerte, es muy probable que algunas personas también decidan mejorar sus vibraciones, devolvernos la sonrisa e incluso caminar a nuestro lado, hasta llegar a la próxima intersección de sus vidas.

Nadie es responsable de la felicidad de otro. Los únicos responsables de nuestra felicidad somos nosotros mismos. Ser feliz es una decisión. Con nuestra sabia eleección, seremos los únicos que tengamos esa varita mágica que mejora armónicamente nuestra vida.

¡Vamos a probarlo! Decidámonos hoy a disfrutar de la vida a plenitud. ¡Todos nos lo merecemos!

Mónica León
(Versión de un original escrito un 12 de junio de 2016 en Bávaro, La Altagracia, República Dominicana)

Para estar informado acerca del mundo del arte y del entretenimiento, visita nuestra página: www.rumbapuntacana.com, síguenos en Instagram y en Facebook como @rumbapuntacana, suscríbete a nuestro canal de YouTube: Rumba Punta Cana y disfruta de nuestra FM online Rumba Punta Cana.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.