Marihuana: ¿inofensiva?

En el Día Internacional de la Marihuana, RumbaPuntaCana, responsablemente, te informa acerca de la droga empleada por la medicina con propósitos medicinales, pero que también es empleada por un sinnúmero de personas en todo el mundo con fines recreativos

Bávaro, RD.- La marihuana se obtiene de la planta Cannabis sativa o Cannabis índica. Se le llama así a las hojas secas, flores, tallos y semillas. Esta planta contiene tetrahidrocanabidol (THC), una sustancia química que provoca alteraciones mentales, y otros compuestos similares. También es posible extraer concentrados de la misma planta.

En la foto: El THC  (en amarillo) actúa sobre varias áreas del cerebro.

A corto plazo, cuando una persona fuma marihuana, el TCH pasa rápidamente de los pulmones a la corriente sanguínea. La sangre transporta entonces la sustancia química al cerebro y a otros órganos del cuerpo. Si la persona ingiere o bebe el THC, el organismo lo absorbe más lentamente.

El THC actúa sobre ciertas células receptoras específicas en el cerebro. La marihuana sobrestimula las áreas del cerebro que contienen la mayor cantidad de estos receptores. Eso genera la euforia o “high” que experimenta la persona.

Otros efectos incluyen: alteración de los sentidos (por ejemplo, los colores se ven más brillantes), alteración de la percepción del tiempo, cambios en el estado de ánimo, limitación de la movilidad corporal, dificultad para pensar y resolver problemas, debilitamiento de la memoria, alucinaciones (cuando se consume en grandes dosis), delirio (cuando se consume en grandes dosis), psicosis (el riesgo es mayor con el consumo regular de marihuana de gran potencia).

La marihuana también afecta el desarrollo del cerebro. Cuando una persona comienza a consumir marihuana en la adolescencia, la droga puede reducir la capacidad de pensar, la memoria y las funciones cognitivas (funciones de aprendizaje), y puede afectar la manera en la que el cerebro establece conexiones entre las áreas que son necesarias para realizar estas funciones. Los investigadores todavía continúan estudiando cuánto tiempo duran los efectos de la marihuana y si algunos de los cambios que causa podrían ser permanentes.

En comparación con las personas que no consumen marihuana, quienes lo hacen con frecuencia y en grandes cantidades reportan lo siguiente: menor satisfacción con la vida, debilidad en la salud mental, debilidad en la salud física, más problemas de relaciones interpersonales.

Las personas también reportan tener menos éxito académico y profesional. Por ejemplo, el consumo de marihuana está asociado con una mayor probabilidad de abandonar la escuela. También está asociado con más ausentismo en el trabajo y más accidentes y lesiones.

El consumo de marihuana puede llevar a un trastorno por el consumo de sustancias que, en casos graves, se puede convertir en adicción.

En la actualidad no hay medicamentos para tratar el trastorno por consumo de marihuana, pero el apoyo para modificar el comportamiento puede dar buenos resultados.

 

Para estar informado acerca del mundo del arte y del entretenimiento, no dejes de seguirnos en Instagram @rumbapuntacana, nuestro canal de YouTube: Rumba Punta Cana y disfruta de nuestra FM digital Rumba Punta Cana.

Fuente: U.S. Department of Health and Human Services.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *