Muere el actor Sean Connery a los 90 años

Barccelona, España. El actor escocés Sean Connery ha fallecido a los 90 años “mientras dormía pacíficamente”, según ha informado su hijo Jason, que ha añadido que se encontraba “mal durante algún tiempo”. El intérprete fue el primero en encarnar al mítico James Bond en el cine y lo hizo en un total de siete películas entre 1962 y 1983 que le sirvieron en bandeja una gran fama y dinero. Connery llevaba desde 2003 apartado de la gran pantalla. Su último trabajo fue en «La liga de los hombres extraordinarios». Su prolífica carrera como actor abarcó más de sesenta películas en seis décadas y sus numerosos premios incluyeron un Oscar como actor de reparto por su magnífico policía de «Los intocables de Eliott Ness», de Brian de Palma, dos premios Bafta y tres Globos de Oro.

Para muchos fue sin duda el mejor agente 007 con licencia para matar. Fue un espía tremendamente carismático, seductor y machista. Se metió por primera vez en el papel ideado por Ian Fleming en «Agente 007 contra el Dr. No» (1962), que dio inicio a una larga serie de películas sobre el famoso agente. Durante todos estos años, varios han sido los rostros que ha adoptado el espía británico en la gran pantalla. El último, el británico Daniel Craig, que aparecerá por última vez en «Sin tiempo para morir«, si algún día llega a estrenarse en los cines, tras varios aplazamientos por el coronavirus.

 

El actor había cumplido los 90 el pasado mes de agosto. Residía desde 2003 en Las Bahamas y una de sus últimas apariciones fue a través de una fotografía que su nuera, la cantante irlandesa Fiona Ufton, pareja actual de Jason Connery, publicó hace un año en Instagram para felicitarle por su 89 cumpleaños. En la imagen lucía con aspecto bromista y mucho más delgado de lo habitual.

 

Nacido como Thomas Sean Connery, en 1930, en el seno de una familia obrera y católica, creció en Fountainbridge, en Edimburgo. La escuela no se le daba muy bien y dejó los estudios a los 14 años para trabajar como repartidor de leche. En 1948, se unió a la Royal Navy, pero luego fue dado de baja por motivos médicos. Se interesó por el culturismo a los 18 años y consiguió trabajo como modelo artístico, llegando a participar en el concurso Mr. Universe en 1953, aunque no ganó. Para ganarse la vida, encadenó diversos trabajos como conductor de camiones o socorrista.

Fuente: www.lavanguardia.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.