0 4 mins 10 meses

Boca Chica, RD.- Llegando a Boca Chica, rumbo al balneario, hay un triángulo que, al caer la tarde, se convierte en el punto de reunión más divertido de la zona. El transporte público va y viene. El tráfico fluye normalmente. Sin embargo, es inevitable reducir la velocidad para observar, comentar y preguntarse: “¿Qué está pasando en esta esquina?”

En El Colmadito de la Esquina, todos los días de diciembre pasado hasta el dos de enero de este año, El Chamo Salsero y sus amigos animaron el lugar de una forma tan amena y diferente que los lugareños de Boca Chica, sus turistas y mucha gente de la capital hicieron de esta esquina musical el lugar preferido para beberse un trago (o dos), conversar, cantar, bailar y divertirse en grande. Desde que entró el año 2022, ver el local lleno de gente ya es costumbre.

El Chamo Salero con los productores de su tema: Franklin Zamora y Juan Trinidad

 

Es gracias a Fernando Pérez, El Chamo Salsero, que todos los clientes quedan complacidos. La atención de Willy, El Bebé, Pepe y Alejandro, “el hombre de la yuca”, entre otros, es especial y nos hacen sentir a todos como en casa.

Pareciera que El Chamo Salsero, que controla la música del local, leyera la mente de los asistentes, pues le basta analizarlos con la mirada para saber qué desean escuchar y si no, tal y como él lo dice en su show de jueves a domingo: “el 99% de la música que se escucha en El Colmadito de la Esquina la piden ustedes”.

Mignolia Peguero, «La Chiquita Canta Lindo» firma el muro de visitantes de El Colmadito de la Esquina

El karaoke es el plato fuerte de las noches. Del micrófono se adueñan aficionados regulares, novatos, revelaciones y artistas consagrados locales, nacionales e internacionales. ¡Y todos, absolutamente todos, reciben el aplauso que merecen!

Alternando con todos los talentos que se exhiben, El Chamo Salsero también se lanza su karaoke y también interpreta su tema “Te deseo tanto”, de su propia autoría. Enrique Feliz hijo, su manager, sonríe complacido al ver como El Chamo, rápidamente, se aparta del micrófono para buscarle una mesa y dos sillas a una pareja de turistas que acaba de llegar.

El Chamo Salsero y Mònica León

“El hijo de Stella”, como cariñosamente se llama Fernando a sí mismo, es un fenómeno venezolano que llegó a Boca Chica para quedarse. “En Las Américas, cuando uno se baja del avión, deberían recibirlo a uno con clases de bachata”, nos confiesa alegremente, mientras saca a bailar a una muchacha.

Este torbellino musical tiene muchas historias y RumbaPuntaCana te las contará paso a paso. Síguenos en Instagram: @rumbapuntacana2021 y @sabado_derumba.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.