Juana, Pepe y Lupita en la recta final a la libertad

Por Marvin del Cid

Bávaro, La Altagracia, RD.- El jueves 13 de febrero el Dr. James Powell entraba al agua con una correa especial en sus manos. Lupita, la más pequeña de los manatíes en rehabilitación en Bayahíbe, era guiada hacia la orilla por personal del Acuario Nacional y Fundemar, mientras el viceministro de Costeros y Marinos del Ministerio de Medio Ambiente, José Ramón Reyes, observaba detenidamente la operación.

El Dr. Powell es el director ejecutivo de Clearwater Marine Aquarium de los Estados Unidos, quien durante más de 40 años ha trabajado para conservar los manatíes y otras especies en peligro de extinción en todo el mundo a través de la ciencia y la educación. Con un enfoque integrado para desbloquear soluciones para problemas de conservación, sus esfuerzos han dado como resultado áreas costeras protegidas en Florida, África Occidental, América Central y Cuba.

Powell lleva en sus manos una correa que sostendrá el rastreador que será colocado en cada uno de los manatíes antes de ser liberados a la vida silvestre.

El reconocido conservacionista explica que los rastreadores de última generación irán sujetos a una correa que el animal arrastra sujetado de la base de la cola. El dispositivo se activa automáticamente cuando el manatí sale a respirar, enviando pulsos a un satélite con su geoposición. Esto servirá para monitorear los movimientos de cada manatí en tiempo real, además de enviar una señal de radio, para ser ubicados con una antena receptora portatil hasta unos 5 kilómetros de distancia en aguas abiertas. Estas correas poseen un mecanismo de seguridad, por si el animal quedara enganchado en rocas y otros objetos en el fondo marino, se desprendería fácilmente dejando libre al animal.

James se toma un tiempo para explicar a todo el personal técnico del Acuario Nacional, Fundemar y Medio Ambiente, cómo se colocan las correas y receptores, funcionamiento y cómo dar seguimiento a cada animal cuando sean puestos en libertad, mientras responde preguntas de todo el equipo a cargo de los animales.

A los pocos minutos de entrar en el encierro que contiene a Juana, Pepe y Lupita, El Dr. Powell, con la ayuda de Rachel Plekaniec de Fundemar y Karina Hierro del Acuario Nacional logran colocar rápidamente la correa en la cola de Lupita,  mientras los demás técnicos preparan a Pepe y Juana.

Pepe y Juana, deciden no colaborar con los especialistas y se tornaron esquivos ante múltiples intentos de colocar las correas, fue necesario desalojar la bahía y esperar unas horas a que los animales bajaran su estrés y colocarles las correas, lo que se logró con éxito.

Los rastreadores y la logística fueron gracias a los fondos donados por la Embajada de Alemania en República Dominicana.

Para estar informado acerca del mundo del arte y del entretenimiento, visita nuestra página: www.rumbapuntacana.com, síguenos en Instagram y en Facebook como @rumbapuntacana, suscríbete a nuestro canal de YouTube: Rumba Punta Cana y disfruta de nuestra FM online Rumba Punta Cana.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.